Higiene Facial

Mediante la higiene facial preparamos así la piel para el posterior tratamiento, potenciando sus resultados.

Es un servicio básico de la estética pues una piel bella debe estar limpia.

La higiene facial es un procedimiento  no agresivo, destinado a mejorar el aspecto de la piel, corregir la dilatación de los poros, eliminar las células más superficiales y extirpar los famosos "puntos negros" (en dermatología denominados "comedones").

Es la base para el éxito de cualquier tratamiento facial.


Facebook Twitter